lunes, 28 de agosto de 2017

Experiencias de alumnos y lectores acerca del Péndulo Hebreo

3. Hola, Alejandra: 
Testando con Péndulo Hebreo después
de una constelación familiar individual

Te escribí hace unos días por whatsApp y me agregaste, gentilmente, al grupo. 
Compré hace meses tu libro "Manual del Péndulo Hebreo" y un péndulo también. No sé ni cómo empezar a contarte, porque no quiero ser densa en mi relato. 
Tengo 41 años, desde los 6 años comencé a sentir cosas "extrañas" para mi nulo conocimiento de todo a esa edad. Escuchaba voces, gente hablaba a mi alrededor y no veía, especialmente cuando estaba en determinados lugares (edificios viejos, casas antiguas).
Esa percepción la tuve hasta los 14. Sumado a los sueños de situaciones que luego ocurrían. 

Cuando tenía 31 aproximadamente, me hice tirar las cartas por primera vez. En esa oportunidad, la señora me dijo: "Si te dedicaras a esto, ganarías más plata que yo, porque vos tenés un don...". Y fue la primera, de muchas personas más, de ahí en adelante, que me fueron repitiendo lo mismo. 
Mi abuelo era italiano, de ahí mi apellido. Él vino de Italia y se casó con una mujer Qom, mi abuela Bienvenida Piedrabuena (toba y con un nombre y apellido cargados de sentido semiótico),  hija de un cacique del Fortín Tapenagá (el límite entre Chaco y Santa Fe). 
Cuando conocí a un sacerdote de la comunidad hace algunos años, sin saber nada sobre mí, me miró y me dijo "Vos tenés "oyquiaxaic" y tenés una misión con la comunidad. Estás bendecida y protegida. 
Me explicó que "Oyquiaxaic" es un don que se hereda por sangre. Significa "espíritu guerrero/ el que todo lo ve (del tercer ojo)/ el que tiene magia/ el que no tiene miedo. Fue el comienzo para comenzar a entender todo. Años después me hice un tatuaje con esa palabra en mi muñeca izquierda. 
Desde hace un año me constelo, hice una carta astral, Registros akashicos. Y todos,  siempre con el mismo mensaje: "Tenés un Don, usalo. Sos sanadora, lo tenés innato en vos. Hacés cosas naturalmente porque todo lo hiciste en otra vida, en el pasado. Tenés una misión, sanar tu clan, a las mujeres de tu familia". 
Con toda esa información, me puse a buscar. 
Siempre sentí mucha energía en las manos, y un sentido de la visión muy fuerte (puedo estar despierta y se me aparecen imágenes de personas como "flashes"). De todas las opciones, el péndulo siempre me atrajo. Y así fue que tu libro llegó a mis manos. 
Todo está perfectamente explicado en el libro. Y estuve practicando ya, con mujeres de mi familia. Las sensaciones fueron increíbles. Desde dolor en el cuerpo al pasarles el péndulo, ardor en el corazón también. A mi sobrina (30 años) mientras le hacía la sesión y le había dado positivo Magia ritual, se le vino el recuerdo de una persona que no veía desde hacía años. Cuando terminamos la sesión me lo cuenta. Y cuando salió de la sesión, se encontró a esa persona, con quién había terminado muy mal una relación, en un kiosko. Y lo pudo encarar y saludarlo, con todo naturalidad y desearle una buena vida.
Yo misma he sentido dolor en alguna parte específica del cuerpo durante alguna sesión, eructos, sensación de náuseas, me pasó ver un brazo de mujer, una mujer morocha, mientras pasaba el péndulo. O hacer  sesión a distancia y durante todo el tiempo ver celeste...mucho celeste. Y cuando terminamos la sesión la persona me escriba contándome que había recordado a una mujer que estaba vestida con una remera celeste. 
Otra persona cuando terminamos la sesión a distancia, me llamó llorando y yo había sentido dolor de garganta al pasarle la etiqueta de liberación emocional. Y así entre tantas cosas que voy  viviendo, descubriendo y conociendo día a día.
Me gustaría mucho poder ir a Buenos Aires en abril cuando vengas. Yo tengo planeadas mis vacaciones para la primera quincena de abril. No sé en qué fecha venís ( acabo de abrir el blog y ya estoy mirando las fechas, no sé cómo, pero el Universo me llevará hasta vos). 
Quiero aprender, tengo mucho que aprender y me gustaría formarme con vos.  Haré todo para poder ir a Buenos Aires y hacer el curso completo. Cómo me gustaría poder tener la carpeta con las etiquetas! 
M.S.

2. Hola Alejandra: 
Formación de Péndulo Hebreo
 La Plata, Argentina


Quiero compartir con vos un mensaje que me envió un paciente mío que es adicto, a quien le propuse la técnica del Péndulo Hebreo.
Cuando se iba, le pedí que me escriba las sensaciones que tuviera y me envía lo siguiente:

"Al día de hoy pude notar ciertos cambios, perdón la hora. Físicamente estuve bien.
Cuando salí pude sentir como todo más suave y hasta sentí que podía escuchar mejor los sonidos de alrededor. 
Cuando me fui a mi casa, todo normal y después, en el asado con mis amigos estuve muy controlado en general. Muy entero en las decisiones. 
Aunque me acosté tarde, no tuve excesos, pude concentrarme y estar reflexivo, al mismo tiempo, consecuente entre lo que pienso y lo que hago".
Celia Zetune, Enero 2018

1. Hola Alejandra:


Presentación del Manual del Péndulo Hebreo
Casa del Libro, Barcelona
Te voy a contar mi pequeña historia de cómo descubrí el Péndulo Hebreo y de qué manera me di cuenta de que éste es el camino que tengo que seguir.Hace seis años más o menos, llame a una amiga y me dijo: “Estoy con una chica pasándole un poco de energía”. Le pregunte, ¿qué es eso? 
Esta amiga me enseño conocer el mundo espiritual. 

Empecé a hacer terapias con ángeles. Me sentaba con la persona delante, abría mi canal y la persona preguntaba lo que necesitaba saber a su ángel de la guarda. Se me daba muy bien pero tenía la sensación de que faltaba algo más, de tener que aprender algo de un libro.
 

Entonces encontré el tuyo, “SANADORES UN CAMINO ALTERNATIVO”
El libro describía las experiencias de personas que tenían alguna historia parecida a la mía.
Cuando escribiste el "Manual del Péndulo Hebreo", me llamó muchísimo la atención.
Un día tuve un sueño donde yo tenía un péndulo de cuarzo que se rompía y utilizaba uno de madera. Fue una señal de que tenía que pedir el manual. Cuando me llegó, empecé a leerlo y la verdad es que no entendía nada. Era como leer un libro en otro idioma. No entendía el por qué y me frustré un poco.
Al poco tiempo me senté a hacer una pequeña meditación y pedí a mis guías: “Si yo tengo que utilizar esta técnica, ayúdenme a entender lo que estoy leyendo”.

Al siguiente día fue levantarme, coger el libro en mis manos y al abrirlo, entender todo lo que estaba escrito, incluso, a medida que lo miraba me llegaban imágenes. ¡Ahora sí que lo comprendía! Después decidí conocerte para ver qué sensaciones me daba la terapia en mí misma.
Al día de hoy, la técnica me ayuda muchísimo y también, en los sueños.
Conclusión: Ahora siento que estoy en mi camino.
GRACIAS, ALEJANDRA.
Simona Ghicu, Manresa, Julio 2017
Comparte tu experiencia con el Péndulo Hebreo en: alejandramitnik@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario